Archivo de la categoría: territorio

Porto es Ludic Architecture

Hace años, me pasaron un vídeo del mago Juan Tamariz en el que comentaba (no recuerdo las palabras exactas) que en los congresos de magos, son muy divertidos, sobre todo en la cena, porque “los espaguetis bailan, los filetes hablan y las gambas cantan …”. Algo así sucedió en los tres días que ha durado Ludic Architectura en la Facultad de Arquitectura de Porto, pero cambiando los magos, por niños, arquitectos, educadores o profesores.

Los procesos de la arquitectura se convierten en una herramienta para disfrutar los espacios, para conocer el lugar donde vivimos, para expresar deseos, para comprender la Ciencia, la Historia o para generar experiencias. Es una nueva oportunidad para construir comunidades, construir ciudad y construir espacios desde lo colectivo, con herramientas en continua evolución, y con el deseo de compartir, explorar y consolidar metodologías. El espacio se convierte en la materia de trabajo, en el vehículo de comunicación entre profesionales, estudiantes, infancia, etc.

La Facultad de Porto nos ha acogido y ofrecido una programación valiosísima, sin duda reflejo del territorio y a la ciudad a la que pertenece. Una gran experiencia, un paso hacia la consolidación. Enhorabuena a todos. Seguimos.

Escuelas Félix de Martino

En Soto de Sajambre en pleno Parque Nacional de Picos de Europa, un indiano llamado Félix de Martino, como tantos otros financió a principios del siglo XX con la fortuna amasada en México, un buen número de mejoras en su pueblo natal. Típico puede ser una rehabilitación de una iglesia o incluso la construcción, una fuente o plantaciones varias.

Pero en este caso contamos con una escuela y una central eléctrica. La escuela, como tantas es fruto del convencimiento de su fundador en que la educación es la vía para el desarrollo, y también de un momento en el que la Instituto Libre de Enseñanza abría nuevos caminos.

Sin embargo, el mayor problema es y sigue siendo la escasez de niños y niñas en el pueblo, y aunque como se puede ver en las imágenes, estaban profusamente dotadas de materiales y recursos, tuvo un corto recorrido.

Pero, lo interesante hoy en día, es que podemos conocer de primera mano como fue aquella escuela, gracias a que gran parte de los materiales se han conservado y a la restauración realizada para su musealización.

Más información en este enlace.

Escuela Félix de Martino en Soto de Sajambre

Gabinete de Física
Aula superior

#unirPuntos2 – Cistierna + El Hullero

img_20160818_093528Viajar en El Hullero, al menos para los que fuimos niños en León capital tiene una conexión dulce con el pasado, con alguna excursión a La Vecilla, a Aviados o a Cistierna, o a tantos otros pueblos de las miles de paradas que es capaz de efectuar. Es uno de esos trenes con memoria, algo casi recíproco, ya que seguro que el tren es capaz de recordar a sus viajeros, a sus paisajes, a sus viajes, a sus vidas… Son lugares donde se encuentra la dignidad de las cosas sencillas, donde una bolsa buena del El Corte Inglés, de la caja de ahorros o de la zapatería de turno, sirven de maleta, y ocupan asiento en el tren.

img_20160818_110703Decía Gamoneda:

“Éste es un tren de campesinos viejos / y de mineros jóvenes. Aquí / hay algo desconocido. // Si supiésemos qué, algunos de nosotros / sentiríamos vergüenza, y otros esperanza. / Se está haciendo de día. Ya / veo los montes dentro de la sombra, / los robles, del mismo color del monte, / la yerba vieja, sepultada en escarcha, / y el río, azul y silencioso / como un brazo de acero entre la nieve. // Cruzan los pueblos de sonido humilde: / Pardavé, Pedrún, Matueca…”.

Pero un tren, es un medio del transporte, si quiere seguir funcionando y quiere seguir funcionando necesita viajeros, necesita inversiones, necesita necesidad de desplazarse… Sino de poco valdrá la memoria para mantenerlo. Y creo que en muchas ocasiones cometemos el error, por buena voluntad de querer mantener un ferrocarril, en base a los recuerdos de una época que ya no existe. No salen las cuentas, ni aún metiendo en la cuenta factores que no sean económicos. Por supuesto, que otro gallo cantaría si despegáramos la piel del asiento del coche, pero eso es un nudo gordiano para el que no tengo respuesta ni tiempo vital para encontrarla.

En este caso, el objetivo que encomendé al Hullero fue visita el Museo del Ferroviario de Cistierna, para cerrar el círculo, y ya de paso recordar una albóndigas “tamañopelotadetenis” que de niño comimos en el Restaurante Moderno de Cistierna.

Es un museo pequeño, aprovechando como tantos otros del trabajo de extrabajadores, de herramientas, de espacios, etc que algún momento fueron esencial. Son museos estupendos, donde lo que hay en las vitrinas es lo que es: billetes, manuales de la compañía, tornillos, herramientas, etc.

A destacar el nuevo espacio que han habilitado en los talleres. Dicho esto un museo ferroviario en una estación, es un trabajo relativamente sencillo para lograr que sea lo suficientemente atractivo para los visitantes, si efectivamente ha llegado más o menos ese conjunto, esa “pequeña ciudad” que son las estaciones.

Pero quizá lo más interesante es pasearse por los alrededores, fuera de las estaciones sobre todo de aquellas grandes o importantes como Cistierna. Aparecen chimeneas, vías ocultas, galpones, vagones, puentes de hierro, etc. Un mundo por explorar.

Cerca de Cisiterna, en La Ercina, hay un museo en un bar, que antes fue escuela. Un museo puesto ahí por gentes que trabajaron en la mina, y que han ido recogiendo recuerdos, testimonios. Pese a ser León en verano, una provincia mucho más interesante en lo rural que en lo capitalino o metropolitano (no digamos), estaba cerrado, y tampoco pareció oportuno perturbar el descanso veraniego. Habrá que volver con un tiempo más recogido, sin embargo esto es lo que se atisba desde las ventanas.

También quedó pendiente el “museo-bar” ferroviario de Palacios de Vadellorma. Lo que está claro que parece ser esta una comarca de museos, de memoria… de esa memoria que en León se cuenta tan bien. Parece que lo próximo viene con galones.

 

 

#unirPuntos1 – Fabero y Laciana

EPÍLOGO

Como tantos utilizo listas, cuadernos, libretas o aplicaciones para apuntar cosas que me interesan. Muchas de esas “cosas” son lugares, que aunque estén en un papel o en una nota del móvil son coordenadas geográficas.

El verano sobre todo en el Meseta norte, resulta un tiempo ideal para explorar más allá de las ciudades, básicamente porque lo rural parece revivido al contrario que las urbes. Estableciendo como base fundamental León, con apoyo en  Segovia, Cangas y los desplazamientos a Madrid, el año pasado fui registrando esa lista de “puntos de interés” a visitar en el siguiente mapa:

Los puntos de interés van desde el Patrimonio y la Arqueología Industrial, Arquitectura del Siglo XX, edificios escolares o paisajes, siendo en todo caso lugares fuera o suficientemente alejados de los circuitos habituales. No planteo esta visita como un trabajo académico, sino algo más distraído, como una toma de datos de aquella información que no podemos encontrar en una biblioteca o en Internet: el ambiente, el recorrido, las memorias, los testimonios, el territorio y como el “punto de interés” está relacionado.

El objetivo a corto y medio plazo es ordenar apuntes, fotografías o mapas para sintetizar y recoger los muchos viajes de exploración, compartiéndolos, aspirando a aportar un granito de arena en el conocimiento de nuestro entorno. Siendo una actividad voluntariosa, no va a ser un desglose exhaustivo ni académico, que ya habrá oportunidad. A largo plazo, quizá sirva como reconocimiento previo para organizar rutas.


La primera de esta serie de #unirPuntos (ya iré recuperando más…) está dedicada al Bierzo Alto y Valle de Laciana.

Empezamos en Fabero con “La pizarra borrada” un proyecto del Ayuntamiento de Fabero para recuperar la memoria de las escuelas de la II República. Se ha recreado un aula con mobiliario, materiales y libros de antiguos alumnos de los colegios del pueblo. En la planta superior encontramos la vivienda del maestro. La figura del maestro que en las escuelas rurales era “todo” fue motivo de unas jornadas el pasado mes de abril.

Cambiando de tema pero no de lugar, visita al Pozo Julia. Uno de las exploraciones de la desaparecida Antracitas de Fabero. Muy recomendable asistir a las visitas organizadas durante este verano (viernes, sábados y domingos a las 11.30 y 18.30) por el Ayuntamiento de Fabero. No solo se trata de una presentación estática, sino que podremos conocer la recreación de la explotación construida por la Asociación de Mineros de la Cuenca de Fabero, espacios de trabajo de las diferentes categorías laborales, la exposición sobre Marcelo Jorrisen (muy recomendable el libro de Victor del Reguero) o sobre la Recuperación de la Memoria Histórica o los trabajos de los talleres CIAN-m Fabero (este último me sirvió para conocer el resto). Hay muchos puntos de interés relacionados con este pozo, que quedará para otra ocasión.

El río Sil es la espina dorsal de esta zona, al que acompañan la carretera CL-631 y el ferrocarril Ponferrada-Villablino (Ponfeblino) Éste último construido por la Minero Siderúrgica de Ponferrada para el transporte de mineral y personas entre Laciana y Ponferrada, y actualmente sin actividad, pero con proyectos en marcha recuperarlo como recurso turístico. A falta de un recorrido específico, imágenes de la estación de Palacios del Sil y de Villablino.

En Villablino, igualmente habría que dedicarle una jornada, pero como referencias para próximas visitas, la Fundación Sierra Pambley y todo lo que supuso para la comarca.

PANO_20160805_151808

Apunte de Arquitectura Contemporánea, el “Hospital Valle de Laciana” de LKS Arquitectos

Tirando del hilo de la Educación, en Orallo encontramos esta distinguida placa en sus escuelas, obra de Amós Salvador junto con el lamentablemente famoso Palacio de Orallo y por supuesto un buen número de edificios relacionados con la actividad minera.

El otro punto fuerte del recorrido es Sosas de Laciana, una localidad donde se ha desarrollado un interesante circuito para conocer sus recursos patrimoniales, con la “Lechería La Popular”, como principal atracción. Lamentablemente por los horarios, no fue posible visitarla en esta ocasión, aunque visto el conjunto del pueblo y los servicios que ofrece, merecerá igualmente otra visita/estancia. Para visitar La Lechería, consultar en la web de la Junta Vecinal o contactar con Cuatro Valles.

No hubo tiempo para conocer el estado de las explotaciones mineras a cielo abierto que tanto impacto tienen en la zona, pero si me llevo la impresión o el aprendizaje de entender como una actividad tan potente incluso brutal en todos los aspectos sobre un territorio puede generar tanto una identidad a través de sus restos, y como los beneficios de esta actividad bien orientados, puede generar más actividad y en definitiva futuro.

Curso de verano “El Patrimonio en Educación: los edificios escolares”

El próximo mes de julio dentro de los Cursos de Verano de la Universidad de León, y bajo la organización de la catedrática de la Facultad de Educación, Isabel Cantón Mayo, participaré en el curso “El patrimonio en Educación: los edificios escolares“, con una visita guiada por la Arquitectura Escolar en la comarca de La Cepeda en León el 21 de julio. Previo a la visita habrá una pequeña presentación en el Ayuntamiento de Quintana de Castillo.

Este es el folleto del curso:

Patrimonio_Educacion.cdrPatrimonio_Educacion.cdr

Solo me queda que invitaros a participar o a difundir el curso (inscripción aquí) Estoy seguro que pasaremos un buen rato, y disfrutaremos con la Arquitectura, la Educación y el Territorio.

Agradecer a Isabel Cantón la invitación a participar y también a Emilio Cabeza la extraordinaria visita previa a las escuelas de Quintana de Castillo.

Actualización. Imágenes de la jornada:

Más adelante se publicará el blog escuelascepeda.tumblr.com

Presentación de alternativas para el Paseo de la Dirección

El próximo 25 de mayo a las 19h, Javier Esnaola y Joaquín Sobrino, alumnos del Máster Universitario en Planeamiento Urbano y Territorial de la Universidad Politécnica de Madrid, nos presentarán su trabajo “Propuestas para el Paseo de la Dirección”, dentro de la prácticas desarrolladas en la Asociación Vecinal Solidaridad Cuatro Caminos Tetuán, de las que he tenido el placer de tutorar.

ASOCIACIÓN TETUÁN_A3 (1)

Actualización. Vídeos de la presentación. Más información en el blog de la Asociación Vecinal Cuatro Caminos Tetuán