Archivo de la categoría: conferencia

I Jornadas Accesibilidad en edificios públicos: bienes histórico-artísticos

A propósito de la asignatura “Accesibilidad Universal en Entornos Urbanos” de la Universidad de Alcalá de Henares, el próximo 01 de diciembre, participaré en las I Jornadas Accesibilidad en edificios públicos: bienes histórico-artísticos organizado por la Cátedra Elena Pessino de la Universidad de Alcalá.

Más información en el siguiente documento:

Anuncios

I Jornadas de Patrimonio y Turismo Industrial de Segovia

Junto con Pablo Rivera y César Caparrós lanzamos en Ahora Arquitectura un proyecto de difusión del patrimonio industrial en Segovia, con una primera propuesta de dos recorridos guiados, “Descubre el Eresma en bici” y “Paisajes industriales segovianos” en mayo de 2015.

Hubo entonces un buen número de razones para adentrarnos en este proyecto, desde la vocación de ofrecer un relato diferenciado sobre el patrimonio en Segovia, abriéndonos a barrios y periferias, llamando la atención sobre la necesidad de implicación de la ciudadanía, hasta aprovechar varios trabajos académicos sobre patrimonio para testearlos en el campo y finalmente la celebración del Año Europeo del Patrimonio Industrial y Técnico.

Supuso, como en todas las actividades en Ahora Arquitectura o la Semana de la Arquitectura, una importante tarea de documentación, exploración y gestión de recursos para hacer una oferta atractiva. Sin embargo, y a pesar del buen número de colaboradores, ánimos de entidades y expertos, finalmente las rutas no tuvieron lugar por no alcanzar el número mínimo de inscritos.

Es y será un primer paso, dentro de un proceso, que consideramos continuo, para seguir explorando posibilidades, conjugando iniciativas y buscando complicidades en un campo como el patrimonio industrial, que más que ninguno, tiene en la apropiación ciudadana su razón de ser.

El pasado 5 y 6 de noviembre se celebró en Segovia las I Jornadas de Patrimonio y Turismo Industrial en Segovia, organizadas por Turismo Segovia, y en la que participé valorando nuestro proyecto. Un encuentro necesario, tanto para llamar la atención sobre el patrimonio industrial, como para poner en contexto agentes, profesionales e instituciones implicadas en fomentar la puesta en valor de los recursos del patrimonio industrial en Segovia como producto turístico.

No solo pudimos reencontrarnos con muchos amigos del patrimonio industrial, sino la oportunidad de tratar el caso concreto de un territorio, como Segovia y su provincia con una representación muy significa de agentes implicados: administración provincial y local, los profesionales del turismo, de la educación, de la empresa o de la defensa del patrimonio. Un ámbito de relaciones muy necesario, que nos anima a seguir abriendo puerta para que tanto el patrimonio y el turismo, transiten nuevos caminos, donde la cultura y la identidad sea un recurso reconocido y valorado.

Para el próximo año, seguiré trabajando para completar el relato, después del empujón de moral que han supuesto estas jornadas. Voy informando.

Un resumen de las jornadas:

2015-11-05 09.04.51

Centro Cultural La Alhóndiga, sede de las jornadas

2015-11-05 10.00.55

Bernardo Revuelta de la Fundación Juanelo Turriano. La aportación de la Fundación Juanelo Turriano a la recuperación del patrimonio industrial.

2015-11-05 10.27.21

Mª José Gil, Meinardo Sanz, Pablo Schnell y Hermes Serrano de la Asociación Segovia Sur. Recuperación de elementos de patrimonio industrial. Puesta en marcha de proyectos en la provincia de Segovia.

2015-11-05 11.31.00

Antonio Carrasco de Alma Gaia. Centro de Interpretación de la Madera de Vadillo Castril (Cazorla).

2015-11-05 13.21.44

Paloma Pastor del Museo Tecnológico del Vidrio. “La conservación activa de industrias para usos turísticos”

2015-11-06 09.53.53

Josep María Pey de la Asociación de Operadores de Turismo Industrial. La comercialización del turismo industrial.

*Dos notas de agenda, que se me pasó comentar en la presentación. No se pierdan el domingo 15 de noviembre la cita anual con el “Tren de las emociones“. Y tampoco la exposición de José Luis Mayoral en la Fundación Rodera-Robles “En Segovia el tiempo pasa volando” (hasta diciembre).

2015-11-06 11.31.39

Gael Zamora sobre Didáctica del Patrimonio

2015-11-06 12.33.52

Sofía Collazo de Prodestur y Patricia Otones de Turismo de Segovia. Oferta de turismo industrial en Segovia, capital y provincia.

2015-11-06 13.23.41

Miguel Ángel Alvarez Areces de TICCIH-España. ERIH, aportación de TICCIH a la recuperación del patrimonio industrial.

2015-11-05 17.45.32

Visita a los talleres artesanales de la Fábrica de la Borra

2015-11-06 14.54.25

Visita guiada a la Real Casa de la Moneda

2015-11-05 13.49.35

Visita guiada a Real Fábrica de Cristales de La Granja

2015-11-06 15.21.28

Real Casa de la Moneda con Alcázar de fondo.

[…]

Una especial luz asiste a ciertas veras ciudades; una luz que sólo allá se da, que conserva su identidad a través de innumerables ciclos de variaciones; una luz que, como es vida, tiene su pasión y que llega a las cosas de una cierta manera. No cae la luz en Segovia: la ciudad toda se alza hasta ella, la alcanza en su crecimiento hasta llegar al nivel en que esa luz se da.

[…]

María Zambrano. España, sueño y verdad. Barcelona: Edhasa, 1982, p.  195-196)

VIII Ciclo de Arquitectura en Tetuán

De manera paralela y complementaria a la XII Semana de la Arquitectura del COAM, la Junta Municipal de Distrito de Tetuán, organiza por octavo año consecutivo un ciclo dedicado a la arquitectura.

A continuación la programación, que como pueden comprobar abarca un amplio espectro de temas y formatos:

Este año, he tenido la oportunidad de participar como comisario en la exposción “Tetuán en proceso”, con la inestimable colaboración de Antonio Ortiz y Francisco López de la Asociación Vecinal Solidaridad Cuatro Caminos – Tetuán.

El objetivo de la exposición es visibilizar los cambios en la historia reciente del distrito, hechos de los que muchos de los vecinos han sido testigos, siendo en si mismo custodios de los procesos que han tenido lugar. Por ello hemos planteado una exposición abierta, en la que solicitamos la colaboración de los vecinos y/o conocedores del distrito, aportando documentación, fotografía, proyectos fracaados, noticias, deseos, testimonios, etc que nos ayuden a completar y comprender qué ha sucedio, por qué y cuales han sido sus consecuencias.

Un planteamiento así, esconde una vocación de continuidad, y ya sea durante o después de la visita, los materiales y soportes estarán a disposición de cuantos colectivos, instituciones, asociaciones, etc quieran trabajar con ellos. Hacemos un especial llamamiento a colegios e institutos, así como centros de la Tercera Edad.

En próximos días avanzaremos la estructura de la exposición, e indicaremos las fechas de los tallres que organizaremos en colaboración con la Asociación Vecinal Solidaridad Cuatro Caminos – Tetuán.

Por otra parte, también corre de mi cuenta los recorridos guiados del 02 y 24 de octubre, titulados “Arquitectura del ladrillo en Tetuán”, un tema tan complejo e inabarcable como atractivo y significativo del distrito. Por esa misma razón he propuesto, al igual que en la exposición, una actividad abierta, donde se puedan ir recogiendo elementos, colaboraciones o sinergias que nos ayuden a poner en valor la arquitectura popular del distrito. La información se recogerá en el blog Las casas bajas, un viejo proyecto, ahora rescatado. Según se acerque el blog estará más completo y activo. En este caso agradecer a la comunidad de propietarios de la Colonia Bellas Vistas y al Teléfono de la Esperanza de Madrid, por las facilidades para visitar la colonia.

XII Semana de la Arquitectura

Un año más tiene lugar de la mano de la Fundación COAM y del Ayuntamiento de Madrid, la Semana de la Arquitectura (01-11 octubre), que cumple en 2015 su XII edición, con Berlín como ciudad invitada. Más información en la web www.esmadrid.com/semanaarquitectura

Por octava vez consecutiva participo en las siguientes actividades:

Sábado 03 de octubre a las 10h. Inscripción: www.esmadrid.com/semanaarquitectura
Con la colaboración de Intermediae

Sábado 03 de octubre a las 17.30h. Inscripción: www.esmadrid.com/semanaarquitectura
Con la colaboración de Intermediae

  • Recorrido guiado “El Madrid Industrial” como parte del “Maratón de Arquitectura de Madrid”

Domingo 04 de octubre a las 18h. Inscripción: www.esmadrid.com/semanaarquitectura

Lunes 05 de octubre a las 10h. Inscripción: www.esmadrid.com/semanaarquitectura
Con la colaboración del Museo del Ferrocarril de Madrid.

Martes 06 de octubre de 09 a 17h. Calle Serrano 159.

Miércoles 07 de octubre a las 10h. Inscripción: www.esmadrid.com/semanaarquitectura

Viernes 09 de octubre. De 19 a 21h en el salón de actos de Lasede COAM (Hortaleza, 63)

¡Os espero!

Conferencia sobre Alejandro de la Sota + Visita César Carlos y CENIM

El próximo lunes 2 de junio a las 19 horas participo en el ciclo “Cubas, Palacios y de la Sota, tres arquitectos en el Madrid de los siglos XIX y XX” de la Biblioteca Regional de Madrid “Joaquín Leguina” con una charla divulgativa sobre Alejandro de la Sota. Al día siguiente visitaremos el Colegio Mayor César Carlos y las Naves del CENIM (previa inscripción al comienzo de la conferencia).

Es para mi una responsabilidad y un honor transmitir la arquitectura de Alejandro de la Sota, por ello me gustaría contar con vuestra presencia.

image001

IMG_5487IMG_5488cenim1

Hacia la crítica ciudadana

Lo primero de todo agradecer a la Roca Madrid Gallery la invitación a acudir a la mesa redonda del pasado 25 de marzo “La muerte de la crítica”. Sin duda para nosotros fue una oportunidad para reflexionar sobre nuestro trabajo y de alimentar nuestro saber-hacer.

En Ahora Arquitectura nos dedicamos a trabajar con la arquitectura explicándola a través de visitas, rutas, talleres y conferencias  asumiendo que esto también es una manera de hacer arquitectura. Nos dirigimos al público en general, ya sea con formación de arquitecto o no.

Somos más consumidores de crítica arquitectónica que generadores de ella, al menos de forma consciente. Nuestra labor puede ser en muchas ocasiones malinterpretada como una actividad turística o comercial, pero más allá de esta consideración, de la que no renegamos ya que supone un camino para llegar el público, aspiramos a “hackear” estas dinámicas y convertirlas en herramientas de concienciación ciudadana sobre el patrimonio, la ciudad y la arquitectura.

Hay una frase que por manida no deja de tener vigencia y sobre todo una lógica aplastante:

“Al fin de cuentas, sólo conservamos lo que amamos. Solo amamos lo que comprendemos. Sólo comprendemos lo que nos han enseñado” Baba Dioum

A veces nos cuesta entender cómo en una ciudad como Madrid, que tiene tantos amantes, tenga ciertas dificultades en conservar aquello que es amado. La respuesta está en las carencias en la comprensión y en la enseñanza. Es en este último punto donde trabajamos y no de cualquier manera. No se trata de decir cómo de precioso es cierto edificio o barrio, sino de explicar por qué ese edificio es como es, cómo ha llegado hasta aquí, qué cambios ha sufrido, dónde estudió el arquitecto, qué materiales, que posibilidades tiene y un largo etcétera. En definitiva consiste en transmitir una crítica constructiva y sobre todo enseñar a ver la ciudad desde la arquitectura.

Otro punto que nos resulta tremendamente complejo es conseguir que visitas y rutas a zonas menos conocidas de la ciudad resulten atractivas (nos financiamos de las inscripciones). Madrid es mucho más que su centro. En la periferia histórica, en los barrios desarrollistas o en los municipios más insospechados hay elementos dignos de ser conocidos. Si aspiramos a una ciudad heterogénea consciente de su historia y con proyección de futuro, tenemos que soterrar las barreras mentales de la M-30, de las Rondas, del ferrocarril, etc.

Una de las aportaciones más valiosos en nuestras visitas (así nos lo han hecho llegar), no solo son los conocimientos técnicos sobre la arquitectura, sino las valoraciones, comparaciones o reflexiones que forman parte de nuestra capacidad como arquitectos. Esa es nuestra manera para transmitir la crítica arquitectónica, y en definitiva es un principio pedagógico: motivar, generar dudas, provocar razonamientos… El objetivo es que esa actitud se transmita, y se replique con las mutaciones y adaptaciones necesarias, y algún día y poco a poco nos resulte más fácil hablar y entendernos sobre ciudad, patrimonio y arquitectura.

No buscamos generar adictos a la arquitectura, sino de romper los límites y el mito del arquitecto, de hacer más partícipes de la profesión a la ciudadanía que está inundada de estereotipos. Hace poco leíamos a Manuel Gallego en esta entrevista en La Voz de Galicia, hacer una llamada de atención sobre la pérdida de valor de la arquitectura en la ciudadanía. Hay que decir que los arquitectos ya hemos bajado a la arena, y estamos muy entusiasmados aprendiendo cosas que nunca nos contaron en la universidad, pero que son un descubrimiento enriquecedor. Somos muchos los que trabajamos con y no para la sociedad. Sin duda los procedimientos están cambiando, cuestión de tiempo que se regularice. Pero todavía falta reconocimiento y valoración a esta tarea, y sobre todo recursos.

Recursos económicos desde luego, porque no consideramos que lo que hacemos tenga que ser en exclusiva a nuestra costa. Consideramos que la arquitectura es un bien común y debieran ser las instituciones las que faciliten esta labor (que las hay, y estamos muy agradecidos) para que sea accesible e inclusivo. Hacemos algo muy valioso y que supone mucho trabajo de preparación, de coordinación y de realización. No hace falta decir que nos gustaría hacer mucho más de lo que hacemos, pero es evidente que no podemos luchar en lo laboral contra ofertas de trabajo estables (las hay….), la fuga de cerebros, las complejidades de la gestión interna, la logística, la difusión, la falta de tiempo, etc.

Muchas veces nos han planteado hacer rutas “más cañeras”, en las que denunciemos las innumerables atrocidades que se cometen a diario contra la ciudad, la arquitectura y el patrimonio. Apoyamos y consideramos que es fundamental conservar y sobre todo explorar nuevos usos en el patrimonio, sino estaríamos profundizando en los mismos errores. Entendemos nuestra tarea como preventiva y como tal requiere de cierto sosiego y reflexión.

Es fundamental señalar y manifestar el valor de los elementos y conjuntos arquitectónicos poco reconocidos, sólo así y con el tiempo conseguiremos que la conservación sea un compromiso transversal, universal e incuestionable. Necesitamos una crítica ciudadana, no tanto profesional que busque más allá del “no” sistemático o del consumo de imágenes desaforado. Una crítica ciudadana fundamentada en el análisis y la reflexión.

La mala arquitectura (por decirlo de alguna manera) igualmente hay que explicarla, hay que conocer también el patrimonio burbuja, que sin duda dice más de nuestra sociedad que muchos de los grandes edificios del siglo XXI.

Este año se celebra el Año Europeo del Patrimonio Industrial y Técnico, y desgraciadamente como viene siendo común este campo, ya sea por su ubicación, por los criterios empresariales, etc. estamos perdiendo un valioso recurso para significar y cohesionar territorios en continuo desafío y en búsqueda de identidades. También la arquitectura del siglo XX se queda a la cola, quizá por desconocimiento, por el predominio de estéticas arcaicas o porque sencillamente no tiene 100 años, y claro no es lo suficientemente antiguo…

Si aspiramos a una crítica ciudadana formada, alejada de las grandes imágenes, de las ideas convertidas en mantras, tenemos que retomar los lenguajes cercanos, comunes y asumibles por todos, y desde luego la palabra, ya sea escrita o hablada es un medio universal. De ahí el valor de la crítica arquitectónica que no hacen los arquitectos (somos tremendamente crípticos escribiendo). Lo es también el dibujo esquemático, errante, sucio, a veces confuso pero cercano y amable del arquitecto.

Los grandes arquitectos están por lo general trabajan a un nivel que no representa a la profesión entera, lo mismo que el patrimonio burbuja tampoco nos representa a todos, pero si nos afecta. Somos muchos arquitectos (y escuelas), quizá demasiados, y por esta razón (puede haber más) unos pocos nos queremos dedicar a “otras cosas”. No nos desaprovechéis. En la educación en ciudad, patrimonio y arquitectura está comprometido gran parte de nuestro futuro.

Originalmente publicado en Ahora Arquitectura.